Nadar es un gran ejercicio para ponerte en forma, perder peso y tonificar (nadar a ritmo medio puede quemar hasta 400 calorías en sólo media hora), pero para la mayoría de nosotros, la misma rutina repetitiva puede volverse aburrida rápidamente. Las claves para disfrutar tus sesiones de natación y mantenerte motivado son variadas. Probá estas sencillos trucos de natación y obtené el mayor provecho de tu tiempo en la pileta.

1. Utilizá una amplia variedad de brazadas. Siempre nadas estilo pecho? Por qué no probar en cambio estilo libre o espalda? Probar una brazada o estilo diferente es una gran manera de agregar variedad. Y, como cada estilo utiliza diferentes músculos, tu cuerpo se verá beneficiado también.

2. Intentá utilizar accesorios de entrenamiento en tus rutinas. Utilizá tablas para darle a tus piernas un buen ejercicio. Utilizá un pullbuoy para ejercitar tus brazos.

3. Tratá de hacer series en lugar de simplemente nadar de un lado al otro. Vas a ver que te encontrarás desafiándote a vos mismo y que el tiempo se pasa mucho más rápido.

4. Si nadar ida y vuelta no es para vos, fijate en la pileta adonde nadas que otras actividades te ofrecen. Hoy en día hay múltiples opciones para elegir, que van desde clases de Aqua Zumba, Aqua Aerobics, circuitos en el agua, Aqua Cycling, etc.

5. Estás tratando de encontrar tiempo para ir a la pileta sin tus niños? Por qué no sumarlos a ellos a la actividad buscando clases infantiles o escuelitas de natación que tengan el mismo horario. Mientras ellos aprenden a nadar, vos podrás tener tiempo para disfrutar tu propia sesión de pileta. Alternativamente, los podes llevar a nadar con vos. Esto último hará que también te ejercites sin siquiera darte cuenta.